Misteriosa explosión en el Ártico

La explosión nuclear que ocurrió en el norte de Rusia a inicios de agosto sigue generando una nebulosa de misterio. Y, de hecho, también, una nube radioactiva

El servicio meteorológico estatal ruso (Roshydromet) reconoció este lunes que pruebas aéreas confirmaron la existencia de isótopos radioactivos en la atmósfera en localidades cercanas a la zona donde ocurrió el accidente que mató a cinco científicos.


De acuerdo con el informe, las muestras que se tomaron entre el 8 al 23 de agosto revelaron "la presencia de radionucleidos" producidos por el hombre.


Las sustancias se identificaron como estroncio 91, bario 139, bario 140 y lantano 140, que, según la autoridad ambiental rusa, fueron los responsables del "cambio brusco y de corta duración en la situación de radiación en Severodvinsk".


El gobierno ruso admitió que tras la explosión del pasado 8 de agosto en una plataforma en la localidad de Nyonoksa en el mar Blanco los niveles de radiación aumentaron hasta 16 veces lo normal de forma "momentánea".


Aunque en un inicio el Ministerio de Defensa negó que el accidente estuvieron involucrados materiales radiactivos, la agencia nuclear estatal, Rosatom, informó después que cinco de sus científicos murieron durante una prueba en la que se usaron "fuentes de energía de isótopos".



Dos días después de la explosión, dos laboratorios rusos en la zona cercana a la explosión (que monitorean los niveles de radiación como parte de un acuerdo internacional) dejaron de trasmitir sus mediciones, lo que generó preocupación sobre el carácter de la prueba.


La agencia de monitoreo nuclear de Noruega informó la semana pasada que a la explosión reportada inicialmente por Rusia le siguió otra dos horas más tarde, que habría sido la que provocó el aumento en la radiación, aunque Moscú lo negó.


De acuerdo con el informe ruso, las pruebas en la atmósfera detectaron cuatro tipos de sustancias radioactivas, que son conocidos como "radionucleidos tecnogénicos", o sea, resultados de la producción humana.


Estos químicos se caracterizan por tener una descomposición rápida en la que emiten gases radiactivos inertes si se exponen al aire libre, explica la Unión de Científicos Preocupados, un grupo sin fines de lucro dedicado a someter las políticas gubernamentales a escrutinio científico.


El servicio meteorológico ruso confirmó la información inicial de que la nube causó un "breve aumento" en los niveles de radiación.


Sin embargo, indicó que los isótopos tuvieron "una vida media corta" en la atmósfera que duró entre 83 minutos y 12 días.


"La situación de radiación se ha estabilizado ahora", señala el comunicado.


Inicialmente, Rusia había indicado que la presencia de material radioactivo en el aire solo habría durado unos 40 minutos antes de que los niveles volvieran a la normalidad.


BBC

12 vistas0 comentarios
Photo_1593290012552.png

Publicidad

maxresdefault (1).jpg

Millones

Camilo

mqdefault.jpg

Realízame mis Sueños

Binomio de Oro

maxresdefault.jpg

Tú Amante

Yeison Jiménez

Photo_1593290012552.png